Centros ANID realizan actividades de formación técnica para escolares de Tongoy

    139

    El objetivo es entregar herramientas que permitan a los estudiantes del grado técnico en Acuicultura, para comprender la importancia realizar mediciones en el ambiente y aprender a identificar fenómenos claves para la acuicultura, como lo es la surgencia costera.

    Por Michelle Ferrer Solar

    Buscando disminuir las brechas entre el conocimiento científico que se desarrolla en las zonas costeras y las comunidades que habitan en dichas localidades, es que los Centros ANID CEAZA, Instituto Milenio SECOS y Núcleo Milenio UPWELL realizaron un ciclo de actividades de formación para estudiantes de enseñanza media del Liceo Carmen Rodríguez Henríquez de Tongoy, IV Región.

    El equipo que estuvo a cargo de la actividad fueron Bernardo Broitman, investigador UPWELL, del Instituto Milenio SECOS y del Centro CEAZA; Pilar Molina, encargada del Área de Transferencia del Conocimiento del Centro Científico CEAZA; y Manuel Núñez, técnico del Núcleo Milenio UPWELL.

    Pilar Molina, encargada de vinculación y transferencia de conocimientos científicos y tecnológicos del investigadora del Centro CEAZA, detalla que “fueron tres las jornadas en las que se entregaron herramientas teóricas y prácticas a los estudiantes de la especialidad Técnico Acuícola, sobre la observación del medio ambiente, medición y procesamiento de datos oceanográficos,  donde pudieron aprender a conectar su cotidianidad escolar con las observaciones oceanográficas de importancia para el sector productivo”.

    Bernardo Broitman, investigador del Núcleo Milenio UPWELL, destaca que este programa ha sido ejecutado durante 6 años y que con financiamiento y apoyo técnico del Núcleo Milenio UPWELL, el Instituto Milenio SECOS y CEAZA han adquirido y mantenido los instrumentos utilizados en Tongoy, incluida la balsa de observación oceanográfica.

    En este sentido, el objetivo primordial ha sido “mejorar las capacidades de las comunidades costeras para adaptarse al cambio climático y, en el caso de los estudiantes en su desempeño profesional, permitirles contribuir a la adaptación de la industria y de la pesca artesanal”, agrega el investigador UPWELL.

    “Con esta iniciativa estamos contribuyendo a la formación de capital humano a nivel técnico-profesional en la observación del ambiente marino y la capacidad de adaptación al cambio climático en las comunidades costeras”, concluye Broitman.